lunes, 12 de septiembre de 2011

Mantenedores de Espacio en Odontopediatría



 Introducción
Los dientes de la primera dentición forman parte importante en el desarrollo del niño, estos cumplen con diversas funciones: fonética, masticación, estética, prevención de hábitos bucales, guía de erupción de dientes permanentes y en el bienestar psicoemocional del niño.


El mantenimiento de la dentición temporal en condiciones normales, representa una parte fundamental para el establecimiento de la oclusión en la dentición permanente. La pérdida prematura de dientes temporales por caries, traumatismos o erupción ectópica es uno de los factores que pueden interferir directamente en este equilibrio, provocando el desplazamiento de los dientes erupcionados adyacentes y dificultando la erupción del diente permanente, además de problemas en la función masticatoria y fonética.
                                                                                                                                                                                                                           
En esta situación el cirujano dentista deberá utilizar dispositivos para conservar el espacio que ha dejado un diente ante su pérdida prematura a los que llamaremos mantenedores de espacio.


Se deben analizar los medios de diagnóstico con el objetivo de individualizar cada caso, el profesional debe tener en consideración ciertos factores que influyen en la selección de un mantenedor:


  • Edad dentaria (tiempo que falta para el recambio dental)
  • Arcada dental ( en la mandíbula el cierre de espacio es mas lento que en el maxilar)
  • Presencia de hábitos bucales parafuncionales
  • Zona del arco donde ocurre la pérdida dental (zona anterior o posterior)8


Independientemente del tipo de mantenedor de espacio que se indique, éste deberá cumplir con las siguientes características:


  • Conservar el espacio mesio-distal del diente extraído
  • Preservar la salud de los tejidos blandos y duros relacionados con el aparato
  • Permitir una higiene adecuada
  • No interferir con el crecimiento y desarrollo
  • Ser estable y resistente
  • Siempre que sea posible, restablecer las funciones (masticatoria, fonación, estética y deglución)  y evitar la extrusión de antagonistas
  • Como toda medida preventiva, se indicará cuando las ventajas superen los inconvenientes, en términos de tiempo, responsabilidad y supervisión




No se requiere un mantenedor:
  • Si se observa radiográficamente ausencia de tejido óseo sobre la corona del diente permanente a erupcionar
  • Si existe suficiente espacio
  • Si presenta agenesia del diente permanente


Se debe de utilizar siempre el aparato más sencillo posible para facilitar la higiene por parte del niño, y minimizar las molestias que ocasiona su uso.



Simplificando los criterios del diseño, los mantenedores de espacio pueden ser:

  • Fijos
  • Removibles

Además pueden ser unilaterales o de un extremo (en una hemiarcada) y bilaterales  o de dos extremos (abarcan toda la arcada)
Los mantenedores pueden ser también funcionales (cuando restauran además masticación, fonación y deglución) y no funcionales (solo preserva el espacio no restaura función masticatoria)




Son dispositivos construidos sobre bandas o coronas, colocadas en dientes adyacentes al espacio edéntulo, sobre las que va soldado el alambre que mantiene la distancia mesiodistal del diente extraído. Ofrecen la ventaja de que no requiere cooperación del paciente, pero requieren de muy buena higiene.
                                                                                                                         
indicaciones

  • Pérdida prematura de un solo molar primario en la arcada
  • Pacientes poco colaboradores
  • Pacientes en edades tempranas
  • Pacientes alérgicos al acrílico


contraindicaciones

  • Cuando el diente de la segunda dentición está  próximo a erupcionar
  • En pacientes con mala higiene

tipos

1.-Fijo en un extremo


2.- Fijo en dos extremos

                                                                                                                              


Son dispositivos construidos sobre acrílico y retenidos con ganchos, a los que se pueden o no añadir dientes artificiales y/o elementos activos como tornillos, cuando se requiera acompañar el crecimiento óseo.
Al ser removible, facilitan la higiene bucal y la del aparato


indicaciones

  • Pacientes colaboradores
  • Pérdidas dentarias múltiples, bilaterales, de dientes anteriores
  • Recuperar funciones de masticación, deglución, fonación y estética


contraindicaciones

  • Pacientes alérgicos al acrílico.
  • Cuando la erupción de los dientes permanentes está próxima


ventajas
·                     Fácil de limpiar
·                     Estéticos
·                     Buena restauración de las funciones masticatoria y fonética
desventajas
  • Requieren de máxima cooperación del paciente.
  • Puede perderse o no llevarlo puesto
  • Fácil de romper
  • Irrita tejidos blandos
tipos

Bibliografía

1.-Barbería E. Odontopediatría. 2° ed. Barcelona: MASSON; 2001
2.-Escobar F. Odontología Pediátrica. 2˚ed. Santiago de Chile: AMOLCA; 2004
3.-Bezerra L. Tratado de Odontopediatría; Colombia: AMOLCA 2008
4.-Finn S. Odontología Pediátrica. 4˚ed. México: Interamericana; 1987
5.-Boj J, Catalá M, García C, Mendoza A. Odontopediatría. Barcelona: MASSON; 2004
6.-Van Waes H. Atlas de Odontología Pediátrica. Madrid: MASSON; 2002
7.-McDonald R, Avery D. Odontología Pediátrica y del Adolescente.5˚ed.Buenos Aires: Panamericana; 1990
8.-Lucea A, Echarri P. Mantenedores y recuperadores de espacio. Ortodoncia clínica 2002;5(2):88-98

1 comentario:

  1. Felicidades ya se puede visualizar correctamente su blog.

    Saludos

    ResponderEliminar